Contrata a los curiosos, da el ejemplo, recuerda el valor del aprendizaje, amplía la mirada y agenda un momento para hacer preguntas, destaca el blog de LinkedIn.

Si bien la curiosidad es algo que todos desean, más temprano que tarde se levantan las barreras para contenerla. Culturalmente, vemos este rasgo con escepticismo; no por nada el refrán dice “la curiosidad mató al gato”. Sin embargo, en LinkedIn encontramos una opinión absolutamente contraria.

En su blog se destaca que, recientemente, Harvard Business Review (HBR) entregó tres diagnósticos sobre la curiosidad:

  1. Es muy importante para el rendimiento de una empresa.
  2. Los líderes pueden reforzar la curiosidad y, al hacerlo, fortalecen el rendimiento.
  3. La curiosidad suele ser reprimida por la mayoría de las empresas, bajo la creencia de que aumentará el riesgo y la ineficiencia.

La publicación también destaca como beneficios de la curiosidad el aumento de la innovación, la reducción del conflicto grupal, una comunicación más sincera y un mejor rendimiento del equipo.

En su entrada, LinkedIn resume cinco tácticas para fomentar la curiosidad en tu equipo. 

1. Contrata a los curiosos

Un punto de partida es que tu empresa se preocupe de contratar a los curiosos. Para lograrlo, LinkedIn recuerda que en Google se le hacen las siguientes preguntas a los candidatos: “¿Alguna vez te has encontrado incapaz de dejar de aprender algo nuevo? ¿Por qué? ¿Qué te hizo persistir?”.

También debes considerar si los candidatos son proclives a realizar preguntas durante un proceso de reclutamiento, por ejemplo, si te consultan sobre otros departamentos de tu empresa, o por qué las cosas se hacen de cierta manera y no de otra.

Además, puedes aprovechar una serie de herramientas en línea que te permiten medir atributos como la curiosidad.

2. Dar el ejemplo

Parte de dirigir una empresa es liderar con el ejemplo, recuerda LinkedIn, es decir, la forma en que se comporta un gerente es la forma en que se comporta su organización.

Como ejemplo, la entrada cita el libro “A Curious Mind”, del productor de cine Brian Grazer: «Si usted es el jefe y gestiona haciendo preguntas, está sentando las bases de la cultura de su empresa o su grupo».

Otra forma de modelar la curiosidad es ser un oyente tan comprometido como un hablador. «Envías una señal clara de que no tienes todas las respuestas, perspectivas y conocimientos que necesita tu empresa», afirma el blog de LinkedIn.

3. El valor del aprendizaje

Tanto empleados y empresas tienden a favorecer el corto plazo en desmedro del largo plazo. “Pero a medida que buscamos maneras de capacitar a nuestros trabajadores frente a las brechas de habilidades actuales, los objetivos de aprendizaje tienen muchas ventajas”, sostiene LinkedIn, por ejemplo, mejorar la motivación. Además, si los empleados cuentan con objetivos de aprendizaje, tienen que pensar en su propia trayectoria profesional. Ello los lleva a involucrarse personalmente en sus objetivos y su crecimiento.

4. Ampliar la mirada

Las empresas han empezado a ver las ventajas de alentar a los empleados a que incorporen sus aficiones o intereses en su trabajo, lo que puede aumentar su compromiso.

Además, los pasatiempos pueden ayudar a combatir el estrés. Un camino para integrarlos al lugar de trabajo es que la empresa patrocine un equipo deportivo u ofrecer tiempo libre pagado para ser voluntario en una obra de beneficencia.

Por otra parte, si algunos de tus trabajadores tiene un segundo empleo, ten en cuenta que ello puede aumentar su creatividad, ya que entran en contacto con otros procedimientos, tipos de clientes o profesionales.

5. Agendar un momento para hacerse preguntas

“Al mismo tiempo que honras la curiosidad con su propio día, debes asegurarte de que también se convierta en un elemento central del tejido diario de tu empresa y su cultura”, afirma LinkedIn. Para ello, recoge la recomendación de Harvard Business Review de programar instancias para que los integrantes de tu equipo se pregunten “¿Qué pasaría si…?” o “¿Cómo podríamos…?”. 

También rescata un ensayo que ensalza las virtudes de la curiosidad escrito por el CEO de SurveyMonkey, Zander Lurie: “Cree un ambiente de transparencia y un espacio seguro donde se valore todo tipo de preguntas”.

Líderes empresariales legendarios y disruptivos, desde Walt Disney hasta Michael Dell, han enfatizado la importancia de la curiosidad, recuerda la red profesional. Pese a que es imposible trazar todas las maneras en que la curiosidad puede levantar una empresa, destaca el caso de Steve Jobs, quien, en un discurso que dio en 2005 en la Universidad de Stanford, dijo: “Tienes que confiar en que los puntos se conectarán de alguna manera en tu futuro”.

 

Foto de Negocios creado por katemangostar – www.freepik.es.