Si eres parte del mercado laboral seguramente estás familiarizado con LinkedIn, la plataforma que te permite establecer relaciones y mantener en contacto con profesionales de todo el mundo. Cómo sacarle el máximo partido requiere, entre otras cosas, saber qué hacer cuando alguien visita tu perfil.

LinkedIn es conocida por todos como una red social profesional, sin embargo, son pocos quienes entienden que no es solo una plataforma para buscar empleo, sino que ofrece otras posibilidades relacionadas al mundo laboral. Aprender a utilizarla significa tener claro que su fin último es contribuir en lo profesional y, por lo mismo, el perfil de cada usuario debería resaltar aquellos aspectos de la persona como trabajador.

Una de las ventajas más conocidas de LinkedIn es lo fácil que resulta desenvolverse en ella. En este sentido, cabe destacar que el poder conocer la valiosa información de quién ha estado de visita por tu cuenta necesita de un simple “clic”. Parece lógico pensar que quienes han mirado un perfil estaban interesados por algo en específico en ese usuario, lo que básicamente significa que la persona tiene un público cautivo al alcance de su mano.

La sección «Quién ha visto tu perfil» es, literalmente, un tesoro. Puede que más de alguna vez hayas mirado esa sección de la red social, sin embargo, no hiciste nada al respecto además de preguntarte qué habrá querido de ti la persona que te estuvo investigando. Ahora bien, es posible aprovechar al máximo aquellos datos. A continuación, te resumimos los consejos que Fast Company publicó sobre qué hacer cuando alguien echa un vistazo a tu perfil y utilizar esa información.

Nuevos horizontes

Si estás en búsqueda de trabajo, probablemente cada vez que un gerente de recursos humanos o jefe de departamento visita tu perfil pienses que es una buena señal, y estás en lo correcto. Quien echa una mirada a tu página cuando estás participando de un proceso de selección es obviamente una persona que está interesada en ti, pero lo importante de todo esto es saber qué hacer con la situación.

En estos momentos la paciencia será tu mejor aliado, no dejes que la ansiedad se apodere de ti y haga que envíes un mensaje o una solicitud precipitados. Aunque esto sea una buena señal, también debes aceptar que forma parte de todo proceso contemporáneo de contratación.

Por otro lado, cuando visitan tu perfil desde una compañía importante, pero no la conoces a fondo ni tampoco se te hace familiar el nombre de quien estuvo en tu página, lo primero es recopilar información y decidir si es que te gustaría trabajar en ese lugar.

Si luego de una investigación a conciencia te animas a buscar oportunidades ahí deberás averiguar sobre la empresa y si están contratando personas que coincidan con tu experiencia laboral. Si resulta que en aquella compañía tienen un lugar para ti, entonces es el momento de enviar una solicitud de conexión.

Proyectos paralelos

En el caso de que no estés buscando un empleo de tiempo completo ni quieras formar parte de un equipo, LinkedIn de igual forma te será útil.

Muchas personas prefieren los proyectos o trabajos esporádicos, y en este escenario, la plataforma profesional es una verdadera mina de oro para quienes son independientes.

No es necesario que intentes conectar con todas las personas que han pasado por tu perfil, pero si alguna de ellas te llamó la atención no puedes desperdiciar la oportunidad.

Hacer contactos

Como lo señalamos en un principio, LinkedIn también tiene sus beneficios para quienes no están en búsqueda de nuevas experiencias laborales. Generar redes y vínculos con los millones de profesionales que utilizan esta herramienta es una ventaja que cualquier usuario puede disfrutar.

Utilizarla para establecer nuevas conexiones y hacer crecer tu red de contactos profesionales es una función elemental de la red social.

Obtener ganancias, en un sentido social, depende de la dedicación que le pongas a tu desempeño en LinkedIn. Es por esto que, si alguien despertó tu interés en la sección “Quién ha visto tu perfil”, no dudes en contactarte directamente con la persona a través de una solicitud.

Lo bueno, en el caso anterior, es que como no hay una urgencia por conseguir trabajo detrás, tomar la iniciativa puede resultar más sencillo. Claro que, antes de hacerlo, deberás leer detenidamente el perfil del otro para ver si tienen algo en común y así lanzarte hacia un primer acercamiento.

Para saber quiénes han pasado por tu página simplemente debes ir a la sección “Perfil” y  darle clic a la opción “Quién ha visto tu perfil”. A continuación, te aparecerá un recuadro con las personas que te han visitado el último tiempo y, de acuerdo con sus configuraciones de privacidad, podrás acceder a sus páginas y obtener más información de cada uno de ellos. También puedes enterarte de quiénes te han mirado en la sección de notificaciones, específicamente si fue una actividad reciente.

Si bien no existe una ley o modelo que establezca cómo y cuándo interactuar con las personas que visitaron tu perfil, vale la pena dar el primer paso en el caso de que algo te parezca atractivo.